lunes, 21 de octubre de 2013

Manidad




Manidad

Todos tenemos una mano en el mundo
que agarra con fuerza la piedra
y la siente piedra
y le hace sentir mano a la piedra.

Todos tenemos una mano
que nos agarra el mundo;
que abre un espacio para ella,

para el brazo
y para el resto del cuerpo.

Todos tenemos una mano 

                                         para contar una vida,
para empuñarla;
una mano para clavarse el mundo
o dos manos.

Y si puede la mano
desdoblar la otra mano,
si puede también tocarse...
no habrá rincón en el mundo
que no tenga forma de mano.




_________________

Imagen: Liliana Porter, White, 1973

7 comentarios:

  1. El toque

    Meses permaneció mi mano aislada
    en una lata. No había nada allí salvo rejas de metro.
    Quizá esté magullada, pensé,
    y es por eso que la han encerrado.
    Pero cuando miré yacía en silencio.
    Se podría medir con esto el tiempo, pensé,
    como con un reloj, por sus cinco nudillos
    y las finas venas subterráneas.
    Allí yacía, como una mujer inconsciente,
    alimentada por tubos que no conoce.

    La mano se había colapsado,
    diminuta paloma salvaje
    entrada en reclusión.
    Le di la vuelta y la palma era vieja,
    con líneas finamente bordadas
    y puntadas subiendo por los dedos.
    Era gruesa y blanda y ciega en algunos sitios.
    Tan sólo vulnerable.

    [...]

    Anne Sexton

    ResponderEliminar
  2. "(...) para contar una vida".

    Creo que nunca antes me había parado a pensar en el verdadero sentido de "lo puedo contar con los dedos de una mano".

    Las manos cuentan las vidas, es cierto. Son las que pasan por el mundo, las que tocan todo lo que nos rodea.
    Benditas manos, que todo lo guardan.


    Llevaba tiempo sin pasarme por aquí. Me alegra que lo hayas hecho tú.

    Un abrazo, Pablo.

    ResponderEliminar
  3. El poder de una mano..y de dos...Perfectamente expresado ¿Cómo no nos damos cuenta de ello más a menudo? Fuiste capaz de abrirme un poco los ojos...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ángela, me alegro de que te haya gustado :)
      Espero haberte abierto también las manos.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Pues yo creo que no. Se tienen muchas manos, o no se tienen :P

      Eliminar